Historia

Historia

EL VELERO CERVANTES SAAVEDRA

Historia de nuestro Velero

 

La historia del bergantín-goleta Cervantes Saavedra, se inicia en 1934, cuando se construye en los astilleros Suecos Götaverken AB, de Göteborg, el buque faro SYDOSTBROTTEN Nº 33, queda destinado a servir como estación flotante de señalizaciones marítimas. Inicia su vida de mar, trabajando en la zona de Sydostbrotten (Suecia) entre los años 1934 y 1964, para posteriormente cambiar su zona de operaciones a Norströmsgrund, donde actuará entre los años 1965 y 1970.

Durante estas fechas, la nave presentaba unas características y una apariencia que distaban mucho de las actuales:

Eslora

Manga

Calado

Desplaza

Tripul

Altura

34,90

7,20

4,50

438 Tm

9

11 m

Finalizada la vida activa de mar, en 1970, el SYDOSTBROTTEN Nº 33, es amarrado en el puerto de Estocolmo, a la espera de su venta, que se produce en 1977 siendo comprado por un armador particular por 373.000 Coronas suecas. La idea de reformarlo para convertirlo en un velero de recreo; resulta ser una apuesta interesantemente curiosa y sin duda no carente de incertidumbre. Transformar un buque faro, en un velero, sin duda alguna, suponía ser un reto altamente arriesgado.

 

sydostbrotten

 

Las primeras actuaciones que se realizaron sobre el buque, fueron orientadas al cambio el motor; y así, en 1978, con máquina nueva, el buque puede navegar desde Estocolmo hasta Portugal para entrar en el dique seco. Es en los astilleros lusos de Aveiro, donde el buque sufre intensas reformas en serie que se prolongan durante los siguientes cuatro años; hasta que por fin, en 1981, el viejo buque faro renace convertido en un vistoso bergantín-goleta de tres palos. Respetando la estructura del casco por su fabulosa resistencia y extraordinaria construcción, se la añade la superestructura y los tres mástiles que le otorgan una superficie vélica de unos 950 m2

Rebautizado con el nombre de AMORINA (Mi pequeño amor), el barco esta listo para iniciar una nueva vida de mar. De esta forma, bajo bandera Sueca y matriculado en Estocolmo, el AMORINA presenta ahora las siguientes características:

Eslora

Manga

Calado

Desplaza

Tripul

Capacidad

48,50

7,8

4,4

525 Tm

11

32 p

La primera singladura importante se inicia en 1982, año en el que participa en la Regata Cutty Sark. Es a su término cuando sus armadores, deciden que el barco quede basado en el Caribe y se destine a la realización de mini cruceros, actividad que prolonga durante dos años.

En la primavera de 1984, el AMORINA se convierte en la imagen náutica de una importante empresa cervecera canadiense, que decide fletar el barco para celebrar en Québec los 450 años de esta ciudad. Es tras este contrato cuando se decide su regreso a aguas Suecas y continuar en estas latitudes con su actividad de “charter”.

En el verano de 1985, el AMORINA es seleccionado para formar parte de la flota de buques de vela que navegará a Australia para celebrar los 200 años de la “Nueva Australia”. Tras una serie de actos protocolarios con las autoridades de Estocolmo, el AMORINA recibe la bandera de la ciudad, que lo convertiría en el representante oficial de la ciudad sueca por tierras australianas. Como anécdota y muestra de su resistencia destaca que el convoy que sale de Estocolmo queda formado por tres buques (un remolcador de altura, un petrolero y el velero), de los cuales tan solo alcanza su destino y punto de origen en la travesía a Australia nuestro velero. Las condiciones extremas de navegación en aguas del norte hacen que el petrolero quede atrapado entre los hielos, y se destine el remolcador para su auxilio. Gracias a su resistente casco, reminiscencia de su anterior vida como buque faro, el AMORINA alcanza sin mayor incidencia el puerto de Londres origen de la singladura. La expedición australiana, se realizó con los nueve veleros y comenzó su viaje con el siguiente itinerario: Londres, Portsmouth, Islas Canarias, Cabo Verde, Recife, Río de Janeiro, Ciudad del Cabo, Mauricio, Fremantle y Sydney.

En los meses siguientes, el AMORINA visitó diferentes puertos australianos, ejerciendo nuevamente su principal actividad “charter”, periodo tras el cual traslada sus operaciones al Mediterráneo y se especializa en realización cruceros por las costas de Turquía. (En 1994, efectuó cruceros de buceo en el Mar Rojo, a raíz de los cuales, el AMORINA fue denominado ” La Reina del Mar Rojo”).

En 1999, el AMORINA, cambia una vez más su base de operaciones y llega al puerto de Málaga. Desde entonces, su actividad se ha centrado en realizar diversos itinerarios turísticos por la Costa del Sol y zonas adyacentes, actividad para la cual goza de reconocido prestigio y una saludable rentabilidad.

Es el destino el que en el año 2005 cruza al velero AMORINA con nuestros intereses. En esta fecha, la Universidad Camilo José Cela siguiendo los principios y objetivos anteriormente comentados y bajo el protectorado de la Real Academia Españolad e la Mar y la Cátedra de la Mar de la Universidad Camilo José Cela, pone en marcha la primera de las Travesías de España y la Mar. Basta con un concurso académico bajo el epígrafe de Cervantes y su travesía en Lepanto, para selecciona los 40 mejores ensayos y embarcan a estos estudiante para cumplir como bien dijo en su día su anfitrión con “la mas alta ocasión que vieron los siglos”.

La realización de la segunda de las travesías en el 2006 “Homenaje a Cristóbal Colón” y la previsión de continuar con esta iniciativa que tan buenos resultados había producido, confirma una tendencia y lleva a plantearse la necesidad de contar con un instrumento que facilite la actividad.

En mayo de 2007,  D. Felipe Segovia Olmos decide adquirir el velero AMORINA y ponerlo al servicio de la Fundación Pro Real Academia de la Mar y la Cátedra de la Mar, con el objeto claro y perfectamente definido de convertirlo en el buque escuela que nuestro proyecto demanda. AMORINA como tal deja de existir y en su lugar emerge un renovado Cervantes Saavedra, en el ejercicio de una actividad marcadamente académica y bajo el interés de promover un nuevo enfoque de la enseñanza tal que marque para el resto de sus días a los elegidos para cada una de sus nuevas singladuras.